SIN BANDERA > BIOGRAFIA

Esta biografía de Sin Bandera es del sitio oficial.



Leonel García nació el 27 de enero de 1975 en el DF y Noel Schajris el 19 de julio de 1974 en Buenos Aires. Llevan más de cinco años como grupo y sus canciones emblemáticas son "Que Lloro", "Entra en Mi Vida", "Kilómetros", "Sirena" y Mientes tan Bien". A lo largo de su andar juntos, han trabajado, ya sea escribiendo o cantando, en mancuerna o por separado con Mijares, Ernesto D'Alessio, Presuntos Implicados, Christian Castro y Alicia Villarreal, entre muchos otros. El entendimiento, luego del camino recorrido, es más profundo, claro, entre los dos. "Somos dos personas muy distintas que nos complementamos a cien por ciento. Tenemos gustos y formas de ser muy opuestas. Somos como el día y la noche. A Noel le gusta levantarse temprano y yo duermo hasta tarde. A él le gusta mucho andar en la calle y yo soy más de casa", cuenta Leonel. Y esto lo reafirmaron con su exploración, en forma y con temas ya hechos por completo, con R&B como base. "Siempre nos hemos considerado cantantes de R&B, en los últimos años hemos estado todavía más influenciados por el género." Para Leonel, el R&B era un paso natural, lo mismo que trabajar con Brian McKnight, porque estaban buscando influencias. Con él trabajaron en "La Razón Eres Tú (Look What You Make Me Do)". "Él es como el hilo conductor de todo el trabajo vocal. Forma parte del origen, del sonido de los temas. No hay intermediarios, como la balada clásica, va del soul y R&B hasta el hip hop por sus registros vocales. Fuimos a él por su experiencia. También, en Mañana, Sin Bandera entrega otras colaboraciones: "Junto a Ti" con Vico C, "Como tú y Como Yo" con Laura Pausini, y "Déjame" y "No, no" con Kuntry. Este nuevo disco de estudio de la dupla fue grabado en Playa del Carmen y aparecerá en formato de Dual Disc con imágenes de la realización y planeación de todo el material. El grupo ha conseguido llamar la atenición del público por su estilo sincero y sencillo. No es meloso ni exagerado, no es cursi ni extremoso. Es romántico, entregado, lúcido, claro, internista y sensorial...